PIENSA. IMAGINA. EVOCA

¡Hola, profe!

Espero que hayas podido empezar la primavera con motivación. 

En esta entrada quiero compartir contigo una pequeña colección de materiales que he creado y llevado a clase para potenciar el uso de las imágenes mentales. Ya en otra entrada te contaba detalladamente las ventajas de llevar este tipo de actividades a clase. 

Hoy quiero que me acompañes a través de un material que busca reforzar el ya conocido ejercicio de vacío de información que se puede realizar en parejas. La idea es sacarle más provecho a la conexión de nuestra memoria icónica con la semántica.   

Por un lado, quiero que veas cómo alumnos se dejan sorprender por la cantidad de conexiones que pueden llegar a establecer en un determinado momento y, por otro lado, ver el provecho del output variado que surge cuando se trabaja con imágenes. 

Mira estas preguntas:  

  • ¿De qué color son los calcetines que te pusiste ayer?
  • ¿Qué tienes ahora en tu refri?
  • ¿Cómo es un león?” 

Este tipo de preguntas requiere normalmente que evoquemos alguna imagen y que pongamos a trabajar nuestra memoria episódica si, por ejemplo, intentamos recordar qué cosas hemos comprado los últimos días para llenar nuestra nevera.  O, por otro lado, nuestra memoria semántica si intentamos describir cómo se ve el rey de la selva. Y de eso vamos a echar mano para que nuestros estudiantes piensen, imaginen, evoquen, conecten y desarrollen su expresión oral o escrita

Como lo mencioné, cada actividad esta pensada para que se realice en parejas y con un vacío de información. A tiene lo que B no tiene y viceversa.

Así que empecemos a ver de qué se trata. 

1. ¿Adónde miras?
2. Crea el test
3. ¿Qué te evoca?
4. No pienses en...
5. ¿Como lo relacionas?
6. Al inicio y al final

En esta primera actividad queremos que nuestros estudiantes se formulen preguntas que requieren la activación de uno u otro estilo de memoria. La persona A conoce las preguntas pero B no. Así que A va a prestar atención a la dirección en la que se mueven  los ojos de su compañero al momento de procesar la información y lo marcará en la hoja. En cuanto a las respuestas, hay dos opciones. Por un lado, el estudiante que formula las preguntas deberá anotar las respuestas o parte de ellas. Por otro lado, podemos pedirles que solo escuchen las respuestas y se concentren en observar el movimiento de los ojos. La sorpresa vendrá al final cuando le preguntes a A cuántas respuestas de su compañero/a recuerda. 

Más abajo encontrarás el gráfico que explica el movimiento de los ojos. Esta actividad está basada en el “NLP Accessing Cues Model“. Viene de la Programación Neurolingüística. Puedes encontrar más información aquí

En esta actividad buscamos conectar ciertas imágenes/palabras con alguno de nuestros sentidos. Cuando A menciona una palabra, B deberá decir qué es lo primero que se le viene a la mente: un sonido, una imagen, una sensación, un sabor o una mezcla de varias. La tarea de este último será la describir con detalle la imagen mental que ha evocado. Podría usarse luego para hablar de cuántas imágenes hemos evocado visualmente o auditivamente, etc. Esta actividad busca la discusión sobre cómo aprendemos. 

El objetivo principal aquí es activar vocabulario o asociaciones que tenemos con diferentes palabras. Cuando A diga la palabra fresa, B deberá decirle las dos primeras palabras/imágenes que ha evocado. Luego A tendrá que realizar el reto que se le propone. Cada imagen tendrá un reto diferente. 

Seguro que has escuchado muchas veces decir que cuando te dicen “¡No pienses en un elefante rosa!”, más piensas en él. Pues bien, aquí vamos a echar mano de lo que hace nuestro cerebro ante las negaciones: todo lo contrario. A formula el imperativo negativo y usa para ello la imagen que se le ofrece y B describirá la imagen que ha evocado. Esto nos hará reflexionar también en el poder que tienen las palabras. Van cargadas de emociones y, sobre todo, cuando van precedidas de una prohibición. Podríamos ampliar mucho este tema. También hablando de técnicas de la PNL, pero dejémoslo aquí por el momento ☺️. 

Esta hoja de trabajo me gusta mucho porque en mis clases han surgido combinaciones muy locas. ¿Qué tienen en común un gato negro y un sonajero? Pues de eso se trata esta actividad. A y B escriben o dibujan las primeras nueve palabras que se les ocurran. Luego intercambian coordenadas y la otra persona va a construir una imagen mental en donde incluya dos de las palabras mencionadas. 

Por último, vamos a trabajar con una historia. A va a dictarle a B una historia y, en un determinado momento, hará una pausa. B dibujará entonces cómo se ha imaginado al personaje de la historia. Cada vez que A haga una pausa, se creará un nuevo retrato del protagonista. Al aparecer nuevos detalles en la historia, la imagen va a cambiar. La historia no presenta un final. Así que en el último retrato, B tendrá que pensar en cómo termina aquel corto relato. 

Aquí verás que también es posible realizar este tipo de actividades en la versión online. 

Espero que este pequeño E-Book de actividades para trabajar las imágenes mentales sea de gran ayuda en tus clases. No olvides dejarme tus comentarios. 

Material amarillo: las primeras 25 descargas serán gratis usando el código “mental“. 

avatar jennifer

No olvides dejar tus comentarios. ¡Hasta una próxima entrada!

Comentarios
Tagged: , , , , , , ,

¿Qué piensas de esta entrada?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.