EL MAPA DE LA EMPATÍA

 

 

Hace poco estaba dándole vueltas a una idea que surgió al leer un capítulo del libro The Doodle Revolution de Sunni Brown. Esta autora nos lleva a través de un largo paseo por el mundo ? del Pensamiento Visual (#VisualThinking). Te recomiendo este libro si estás empezando a buscar herramientas eficaces para conocerlo y trabajarlo.

La idea que ella propone se llama El mapa de la empatía (Empathy Map). Según Brown (2014):

The purpose of the Empathy Map is to focus attention on the customer or end user of a product or service, prior to attempting to design something new with her in mind. Developing what design thinkers call “persona” is a way of temporarily getting into someone’s head, to consider her needs, context, behaviors, preferences, etc. The Empathy Map is a reliable tool to shift the perspectives of Infodoodlers because its very nature requires that we anchor our default view to someones else’s view and look through her lens of experience. (p.177)

Mapa original (Brown, 178)

En otras palabras, ella habla del poder que tiene esta herramienta para ponernos en la posición de otra persona (el cliente que en nuestro caso es el alumno) y considerar por un periodo de tiempo sus necesidades, comportamientos, preferencias, etc. Nos ayuda a mirar a través de los ojos de otra persona… a ser más empáticos. Podríamos decir que con esta actividad podemos ponernos en los zapatos de otras personas.

Poco a poco he venido apreciando la importancia de mezclar actividades de lengua con actividades para reforzar la autoestima y ampliar la empatía de mis alumnos. Aprender una lengua en un contexto formal implica reconocer la presencia de diferentes personalidades y caracteres. También es donde vivimos el proceso de vernos reflejados ante otros. Según Arnold y Brown (2000):

La empatía es un factor, quizá el más importante, que contribuye a la coexistencia armoniosa de los individuos en la sociedad […]. Para que la empatía florezca tiene que producirse una identificación con otra persona, pero antes de que esto pueda ocurrir, debemos tomar conciencia de nuestros propios sentimientos y conocerlos. (p.36)

Esta reflexión me llevó a transformar la idea inicial de Sunni Brown y desarrollar la siguiente actividad en clase.


En clase estábamos trabajando la conjugación de determinados verbos irregulares en presente. Antes de empezar, recordamos la conjugación y pusimos algunos ejemplos.

Les presenté el Mapa de la Empatía y por sorteo a cada uno le tocó el nombre de otro/-a compañero/-a. Les pedí que pensaran un poco en cosas que creían que su compañero/-a sentía, decía, pensaba, hacía, escuchaba desde que estaba en la nueva cultura (lo hice con uno de mis grupos de alemán) o sobre la nueva cultura. Para ello tenían que expresarlo mediante dibujos.

Luego de pasar un tiempo intercambiando ideas sobre sus dibujos y sobre lo que realmente querían representar y ver que muchos de ellos querían dibujar cosas cuyo nombre aún no conocían, cada uno le entregó la obra final a quien había servidopensa de inspiración.

El dueño de cada mapa debía observarlo y en pleno compartíamos ideas y pensamientos sobre lo que la otra persona estaba pensando cuando lo dibujó. Presentamos estructuras léxicas para expresar hipótesis y para aseverar o negar algo. Por último, cada uno escribió un pequeño texto con base en cada mapa. En él debían reflexionar sobre la imagen que otra persona tiene de ellos y argumentar por qué creen que reflejan lo que reflejan. El proceso fue muy enriquecedor, pues para poder crear su texto tenían que dirigirse a la persona que lo dibujó y formular preguntas como ¿qué quieres expresar con este dibujo?, ¿quieres decir …?, ¿piensas que soy …? 


Este Mapa de la Empatía nos puede ayudar a ponernos en los zapatos de otras personas o situaciones que tratamos en clase de lengua:

  • Las profesiones: ¿qué dice, hace, oye, siente un policía?
  • La familia: ¿qué dice, oye, siente, hace una madre soltera?
  • En un contexto de negocios: ¿qué hace, oye, siente la administradora de un hotel?
  • Sociedad: ¿qué siente, hace, oye el alcalde una determinada ciudad?

Como vemos, la explotación que se le puede dar a este Mapa de la Empatía es bastante amplia. Solo basta con dejar salir a flote nuestro pensamiento divergente.


Aquí dejo mi versión del Mapa de la Empatía para quien quiera llevarla a clase:


Bibliografía:

  • Arnold, J. y Brown, D. (2000). Mapa del terreno. En J. Arnold (Ed.), La dimensión afectiva en el aprendizaje de idiomas (pp. 19-41). Madrid, España: Cambridge University Press.
  • Brown, S. (2014). The Doodle Revolution, Nueva York Estados Unidos, Penguin Group.

MerkenMerken

Comentarios
Tagged: , , , , , ,

¿Qué piensas de esta entrada?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.